miércoles, 13 de noviembre de 2013

3.1 G6_Casa de la lluvia, Baldeweg.

Belen Aguilar_

_Sonidos según material.
_Cubierta-como "mascara protectora"







 _Recorrido del agua de lluvia
_Interior_El agua de lluvia golpea sobre el lucernario superior y se evacua por los canalones dejando una visión limpia del exterior.

Paul Diaz Boix_



Diego Jesus Garcia Lopez_








Francisco Javier Diaz_ La vivienda como instrumento musical.
          Vi la casa de la lluvia como un instrumento musical, y no un objeto estático que simplemente se utiliza para vivir. Cada espacio se puede dar una nota o una melodía individual, pero en conjunto se puede apreciar de una manera equilibrada, como es una canción. Es importante acordar nuestros estudio anterior, ya que cada sonido de la casa, genera una frecuencia que se puede categorizar dentro de una escala musical.















Egle Jurgaityte_












La casa está proyectada de forma que se modifique de acuerdo a las condiciones exteriores. Cambia sus colores, sus texturas y resuena para tener presencia en medio de la nada.



Desde el inicio del curso hemos trabajado con los temas relacionado con el sonido y la música, como una nueva herramienta que potencie la percepción de los espacios. Creemos que es posible introducir espacios sonoros que complementen la percepción de la arquitectura
Por ello, hemos elegido la Casa de la Lluvia, de Baldeweg, porque desde un principio, había sido proyectada teniendo como punto de partida el sonido que produce la lluvia al caer.




Partiendo de esta idea como base, nosotros queremos ir más allá.


La casa se integra a la perfección con un sonido natural (la lluvia). Sin embargo, la casa no deja de ser un mero espectador de ese sonido.
Creemos que una experiencia sonora  no es completa si no hay una interacción con el usuario. Lo que queremos conseguir es que el propio usuario sea espectador y productor de esos sonidos y cómo estos pueden modificar la percepción de los espacios y recorridos interiores de la casa.
Queremos conseguir que los sonidos producidos no sean excesivamente artificiales, sino que de alguna forma se interrelaciones con la casa y el entorno, al mismo tiempo que favorecen la experiencia sensorial.
Por otra parte, creemos que para ello también es importante tener en cuenta los materiales y las texturas de la casa; ya que como hemos comprobado, el uso de diferentes texturas puede ayudar a percibir los espacios de una forma u otra.

  

Actualmente estamos trabajando en los dibujos, que tratarán de resaltar estas cualidades



15 comentarios:

Miriam Garcia dijo...

Hola, es muy interesante y bonita la idea de crear música con la arquitectura. Además de estudiar los materiales utilizados en la vivienda, creo que también sería buena idea ver los sonidos que se pueden crear con los objetos. En cada estancia se podrían crear una serie de sonidos conjuntamente con los materiales utilizados en el cerramiento de la misma, materiales colocados en las paredes o materiales colocados de manera estratégica para la creación de diversos sonidos cuando entran en contacto con el viento o el propio usuario. Saludos

Alicia Valdivia dijo...

Hola, amigos! El tema que eligisteis es muy complicado porque hay que tener en cuenta los gustos de cada persona. Vuestro modelo con cuerdas es capaz de crear música pero con la palabra música sobreentendemos sonidos armoniosos, ritmicos etc. Sonidos naturales ya es otra cosa espontanea e incontrolable que puede ser muy agradable o al revez dependiendo de estado de ánimo y gustos. Creo que sonidos influyen mucho en las personas. Es un tema interesantíssimo para estudiar, pero hay que tener cuidado. Ánimo!

Brigette Marín ramírez dijo...

Hola, esta bien que no solo se pueda crear la musica cuando llueva, y que el usuario sea el que interactua con la casa. No os ha pasado que a veces cuando estamos a oscuras y queremos encender la luz, vamos tocando la pared hasta encontrar el interruptor? podríais jugar con la materialidad, y mejorar la vida del usuario. Un saludo.

Mª Elena Carrión dijo...

Hola, en cuanto a vuestra intervención en la casa sería interesante que cada una de las estancias durante el día, teniendo en cuenta el descanso de sus propietarios, estuviera dotada de un sonido característico sin necesidad de accionar o tocar nada. Un saludo.

alejandra miralles dijo...

Cambiais los dedos de las manos por la lluvia. Pensabais en como adaptar esos instrumentos a una pared para que su usuario la hiciese sonar, ahora, debeis pensar en como y donde colocar esos instrumentos para que la lluvia o el viento los toque o que elementos destacais de la casa existente para que puedan funcionar como instrumentos. Una coleccion de estos podria ser interesante.

Bego Lopez dijo...

Me gusta mucho el tema que habéis elegido, y creo que lo habéis tratado muy bien al enfocarlo únicamente al usuario. Habláis de que los sonidos que generáis sean naturales y no artificiales, pero las cuerdas de guitarra que proponíais no son un sonido natural, no? Otra cosa a tener en cuenta al adaptarse al usuario, es el cambiante estado de ánimo que tenemos. Sería interesante crear sonidos distintos que nos sean agradables escuchar dependiendo de nuestro estado de ánimo, algo así como la luminoterapia de la que hablamos en mi grupo pero aplicada a la música. Un saludo!

Esther Jorquera dijo...

Hola, me parece muy interesante la proposición de crear música con elementos naturales, como la lluvia, o también el viento. Podéis estudiar cómo afectan los materiales a la producción de este tipo de sonido, por ejemplo, la lluvia que cae sobre una chapa metálica produce un sonido diferente que i es sobre un tablón de madera. Un saludo!

Alejandra Vallejo dijo...

Deberíais pensar también en la transmisión del sonido por la casa y en las estancias, mediante la forma de las habitaciones, la altura y los materiales y texturas como habéis dicho. También debería haber opción de estar en silencio en alguna zona, ya que la música solo puede apreciarse si también existe el silencio. Podríais investigar alguna posibilidad de conseguir dejar pasar o no el sonido a una habitación o dividir la casa en zonas de sonido.

Borja Herrero dijo...

¿Os habéis planteado ampliar vuestra fronteras? ¿Por qué sólo la lluvia? Creo que deberíais pararos a pensar en los elementos que conforman la vida cotidiana y pensar qué más cosas pueden producir música en la arquitectura, ya que si por ejemplo esa vivienda estuviera en Alicante, pienso que lluvia y Alicante no son cosas que casen mucho. Intentad buscar más elementos que os permitan producir música (que no ruido).

Maria Gonzalez Carrasco dijo...

Buenas, yo no abandonaría totalmente la idea de que el propio movimiento del habitante genere sonidos, me pareció algo muy original. Podríais combinar de alguna manera los efectos de la climatología sobre la casa y la consecuencia del movimiento entre las distintas estancias de los usuarios. Un saludo!

Patricia Loyola dijo...

Si no queréis crear un sonido excesivamente artificial, podéis probar a utilizar las corrientes de aire que se producen en la casa. Jugar con el sonido del viento ;)

ana santos dijo...

Como mi compañera, pienso que sería muy interesante que la música venga directamente dada por el uso de la casa. Después de todo no es lo mismo ser un espectador, que el origen de aquello que le da sentido a tu propia casa.

Selene CM dijo...

Hola! Creo que deberíais pensar en que programas específicos tendría lugar la creación de la música, ya que una casa en la que por cualquier descuido o motivos externos como la lluvia, pudiera empezar a sonar podría ser molesta. Un ejemplo es la casa de la cascada, el sonido del agua a todas horas molestaba a sus habitantes, igual que la música incontrolada podría ser irritante. Pero el tema de que con determinados programas se escuchen ciertas melodías distintas es genial, sin duda. Ánimo!

Ana Garcia Garcia dijo...

Es interesante que continuéis con vuestra idea inicial del curso, de trabajar con sonidos, pero tenéis que centraros más en analizar los materiales que tiene la casa e intentar aportar lo que habéis aprendido en todas estas semanas de curso.

EsperanzaJ dijo...

Hola! Vuestra idea tiene mucho potencial, se me ocurría, como dice Patricia, que se puede hacer sonidos con el viento, igual que hace con la lluvia, o ¿por que no con el vidrio? Como cuando se hacen sonidos con copas llenas de agua, serviría para hacer diferentes sonidos, dependiendo de la lluvia y lo que llenara esa copa, y luego al deslizar los dedos que seas tu mismo el que hace ese sonido...como hacíais con las cuerdas de guitarra, pero con la ayuda del agua de lluvia. No se si me explico :) Os dejo un enlace: http://www.youtube.com/watch?v=CMudYNhuqOE
Un saludo!