martes, 12 de noviembre de 2013

3.1 G2_CASA MIRANDA SANTOS, Matosinhos

15/11/13

RE-THINK / RE-MAKE SPACES: Borja Herrero Pérez
Quizá puede resultar chocante hablar de ligereza y encontrarnos con la primera imagen de la casa que vamos a mostrar a continuación. Para ello hay que hacer algo, hay que actuar, la sala de estar de la casa no puede ser un cúmulo de objetos prácticamente inservibles y, por su puesto, nada prácticos. Tenemos que hacer algo, tenemos que re-pensar el espacio.

Para ello, he pensado que no merece la pena basarse en rasgos muy generales de la casa, sino que me he basado en puntos concretos que necesiten ser aligerados para que funcionen mejor, pero no para ello he cambiado la estructura, sino que he tomado como referencia el punto de vista que se puede apreciar en la fotografía original de la vivienda y me planteado, en primer lugar, eliminar todos aquellos elementos que no son útiles en la vida cotidiana.

Mi planteamiento consiste en realizar un vaciado y buscar una relación ligereza-funcionalidad, para que posteriormente, tratando de emplear el mínimo material posible y rebajando los pesos al mínimo, tengamos las mismas prestaciones que anteriormente, pero de una manera mucho más ligera, incrementando así el confort del usuario y tratando de buscar un equilibrio a la estancia, sin que se vea tan recargada.




REBECCA GUILABERT MARTÍNEZ



MATEO BERNABEU CARBONELL





ESTHER JORQUERA


PATRICIA LOYOLA GINER



12·11·13
Atendiendo a nuestro aspecto cultural, la ligereza, consideramos que la Casa Miranda Santos de Álvaro Siza puede ser una vivienda en la que proyectar nuestras futuras intervenciones individuales.




Se trata de una construcción de los años 60 que ha ido evolucionando según cambiaba el propietario. Sin embargo, estas alteraciones no han supuesto una disminución del peso de la casa, sino que más bien ha ido aumentando (el añadido de nuevos muebles de diseño o la ampliación en el garaje). Por ello, vemos oportunidades de hacer más ligera esta vivienda, tanto en la envolvente exterior (compuesta por tejas cerámicas en la cubierta ,  y muros portantes de granito) como en el interior (la gran cantidad de muebles que se añadieron con el último propietario).




13 comentarios:

Mª Elena Carrión dijo...

Ya que buscais la ligereza en los materiales y el mobiliario, podrías plantear que todo el mobiliario fuera sustituido, por otro realizado en su totalidad de un material poco pesado, como lo es el cartón. Aquí os dejo un enlace de un blog que plantea numerosas posibilidades a partir del empleo del cartón http://telodecorotodo.blogspot.com.es/2011/04/el-reciclaje-es-el-presente.html.

Brigette Marín ramírez dijo...

Hola, veo bien justificada la elección de vuestra casa, podriais ser vosotros los nuevos propietarios de esta vivienda y querer reformarla completamente, teniendo esa obsesión por la ligereza, crear nuevos muebles ultraligeros y comparandolos con los anteriores... y que estos siguieran teniendo las mismas prestaciones que el mueble pesado. Un saludo.

Paul Díaz Boix dijo...

Hola! La casa escogida, sin duda, es una buena referencia para proyectar vuestras futuras intervenciones “aligeradoras” (por lo que habéis comentado de que ha ido cambiando con el tiempo).
Sin embargo, creemos que igual se puede ir más allá y no solo centrarse en cambiar la envolvente y el mobiliario interior, sino jugar con los materiales y la reorientación de sus partes para dar aun mayor sensación de ligereza. Por poner un ejemplo, las casas ZEN; la falta de mobiliario y grandes espacios dan una sensación de minimalismo (y ligereza) que una casa más "normal" no proporciona
Animo!

Emilio López dijo...

Yo veo bien la referencia escogida, pero no debemos sacrificar los beneficios que nos ofrecen el mobiliario moderno por eliminar elementos que son útiles para la vida cotidiana, creo que deberéis tratar de hacer muebles ingrávidos o que por lo menos transmitan esa sensación

Alicia Valdivia dijo...

Hola! Introduciendo un concepto al proyecto existente tenemos que mejorarlo. Os aconsejaría no centrarse en aligerar toda la casa junto con su estructura, mobiliario etc, sino buscar puntos concretos que necesitan ser aligerados para funcionar notablemente mejor. No veo mucho sentido en la estructura ligera (salvo si eso ahorraría el dinero o el edificio este ubicado en terreno no apto para soportar peso). Encontrar estos puntos débiles del proyecto es un trabajo dificil y requiere un analisis profundo. Ánimo!

alejandra miralles dijo...

Me parece interesante vuestra propuesta. La casa mas ligera del mundo, aunque tambien pienso que podriais buscar un tema relacionado con los pesos que sea mas util para el usuario. Para un arquitecto vuestra vivienda sería arquitectura pero para el usuario seria una vivienda mas. Podriais buscar esa relacion ligereza-funcionalidad o que el tema propuesto ademas incluya un material impuesto a vosotros mismos por alguna razon (dicha razon os la pueden dar los usuarios de la vivienda) por ejemplo que sea la casa mas ligera del mundo a bajo coste.
Saludos

CRIS GONZÁLEZ dijo...

Hola, para conseguir ligereza en los materiales de la envolvente exterior debéis estudiar con mucho cuidado que el nuevo material este dentro de las características que exigía el antiguo, ya que son construcciones con gran resistencia estructural. Recomiendo que busquéis el método de emplear el mínimo material posible (sin necesidad de grandes secciones de viga…), o si hablamos de la cubierta, que estos materiales repartan la carga en más puntos de apoyo, lo cual minimizará las cargas puntuales.

Diego Jesús García López dijo...

Hola, cuando hablamos de ligereza, aparte del aspecto evidente (la masa) se me ocurre que podría ser un aspecto a tener en cuenta también la ligereza en cuanto al volumen. Por ello, un posible camino a investigar es el recurso de proyecto "navaja suiza" en el que se potencia que un mismo elemento sirva para diversos usos

María González Carrasco dijo...

Buenas, respecto a vuestro planteamiento encuentro interesante investigar sobre como han cambiado los objetos que utilizamos en la actualidad con respecto a los objetos que "habitaban" las viviendas en la época que se construyó la casa. Este nuevo estilo de vida implica un mobiliario, unos electrodomésticos, tecnología...etc con unos pesos diferentes y tal vez estudiar este cambio os sugieran nuevas ideas, nuevas necesidades en la vivienda, tendemos hacia objetos mas pesados o mas ligeros? Un saludo!

ana santos dijo...

Si queréis conseguir ligereza ¿que mayor ligereza que estar solo, rodeado de lo mas ligero que es el aire? No podemos prescindir de los muebles y objetos que nos rodean pero ¿y si diésemos la impresión? Podríais quitar todo de la vista y que solo aparezca cuando va a usarse, así cuando miraseis al rededor no encontraríais nada, tan solo una estructura lo mas liviana posible... Saludos

Eglė Jurgaitytė dijo...

Hola! por supuesto, muy buena elección, ya la cambiante casa inspira nuevas ideas. Si se están concentrando en la ligereza de los muebles / de la estructura de la casa, cuál es el propósito de esto? Tal vez podeis pensar en cómo beneficia a fusionar el espacio interior y el exterior (lo que se refiere a la flexibilidad y la facilidad de movimiento). Animo!

Alberto Ortega dijo...

Hola, me parece muy interesante vuestra propuesta, sería genial ver cómo una casa puede tener el mismo aspecto y funcionalidad pero pesar la mitad. La idea de un mobiliario polifuncional yo creo que es la clave. También deciros que al reducir el peso puede que el aislamiento acústico decaiga y tendríais que plantear barreras acústicas alternativas puede que ajenas a la casa, con vegetación en el exterior

Belén Aguilar Quesada dijo...

Hola! como han dicho ya en varias ocasiones pienso que la mejor manera de aligerar el peso es mediante el mobiliario, que es en definitiva lo que desde un primer momento empezasteis a estudiar en las tablas cuantitativas. Tal vez podríais priorizar sobre cuales son mas "imprescindibles" e integrar el resto en la propia arquitectura como ya hicisteis en alguno de los modelos del viernes pasado.Un saludo!!